Destranca Rua: una extraña figura del Kimbanda.



En su gran castillo del Astral Tranca Ruas decide dar una fiesta en honor y para presentar a su amada y futura esposa Reina das Almas.

Donde fueron invitadas la gran parte de el pueblo de EXU y POMBA GIRA, se había preparado una gran fiesta con los mejores manjares y los mas finos licores y bebidas.

En medio del banquete tomando y levantando su copa Tranca Ruas llama la atención de sus comensales, pidiendo que se ponga de pie la señora Reina das almas, la presenta en sociedad y delante de todos le propone matrimonio, ella muy sonrojada por la proposición pero contenta al fin contesta que seria lo mas bello y hermoso ser su esposa, esta noticia dio agrado a muchos compadres y comadres, los cuales aplaudieron y felicitaron, pero no fue así para un de ellos el Sr. Tata Caveira que con celos y odio, muy disgustado miraba los acontecimientos.

Este Exu Rey de las Almas y del Cementerio sufría un gran y doloroso enamoramiento por esta Pomba Gira lo cual lo lleva a un gran punto de ira que decide negociar con María Padilla teniendo el en cuenta y sabiendo la rivalidad que tienen estas dos mujeres por Mayoral, ofreciéndole los siete cruceros del cementerio y el Reinado del mismo, a cambio ella tenia que ayudarlo a secuestrar a Reina das Almas, esta negociación fue un pacto y se llevo a cabo, en determinado momento de la velada, en medio del baile Padilla le pide a Reina hablar a solas con el pretexto de darle algunos consejos para su matrimonio, dado que ella bien conocía a Tranca Ruas por haber sido amante de el, Deciden entablar la conversación en el gran balcón con vista y bajada al cementerio, solas las dos Padilla en su trampa da una copa de licor a Reina con un brebaje que le entrega Tata pedido con el mismo propósito a una cigana, al beber este conjuro Reina cae al piso provocando un corte muy grande en su rostro sobre su lado derecho que prácticamente la desfigura.
Al recibir la señal Tata manda a su compadre Joan Caveira a subir al balcón y traer a la hermosa mujer que el tanto amaba. Ya en su morada Tata con la Reina en su poder decide llevarla a lo mas profundo del cementerio introduciéndola en las catacumbas específicamente en la séptima, dejándola ahí atada y amordazada, con una guardia comandada por el Exu Sete Catacumbas.

De esta manera es así como ella se convierte en Reina das Almas de las Sete Catacumbas.Volviendo a la fiesta Tata como si nada hubiese pasado se costea con Padilla preguntando si ya habían notado la ausencia de Reina, Padilla comenta que fue en el momento del baile cuando descubren que no estaba, que la buscaban por las torres del castillo y las salas aledañas, que la fiesta había llegado a su fin, que Tranca Ruas se encontraba con mucho desconcierto pensando que ella lo había abandonado, despidiendo a todos los presentes en el momento que Tranca Ruas saluda a Mulambo esta se acerca al oido y le dice que la ultima vez que se la vio a Reina fue saliendo con Padilla al balcón, esto despierta mucha intriga por la gran rivalidad que las caracterizaba.A causa y razón de este dolor que lo colmaba, al desconcierto de no saber lo sucedido Tranca Ruas comienza a perder la razón y el criterio, en su locura y afán por recuperar a su gran amor, comienza con una etapa de rebeldía hacia todos y con todos sus camaradas, principalmente con Mayoral. Se encierra en su laboratorio en los subsuelos de su castillo y empieza con experimentos de crear replicas humanas de Reina das Almas, contratando Eggunes carroñeros que se dedicaron a traer cuerpos del cementerio para sus experimentos, pero error tras error lo llevaron mas hacia la locura, el no poder encontrar y crear lo mas parecido a su amor porque era tan grande la belleza que ella tenia que para el nada lo podía sustituir, esto lo hace llegar al punto de bajar el mismo hasta las tumbas y carroñar los cadáveres, en una de esas noches donde el se encontraba escarbando tumbas, pasando por ahí lo ve su gran amigo y compadre Joan Caveira, muy extrañado por ver a este señor de señores todo harapiento y arrastrándose por las tumbas Joan pregunta que lo llevo a tal punto, Tranca Ruas con ojos rojos y rostro abatido cuenta su historia, Joan compadeciéndose por el dolor que exponía su amigo, lo toma de la mano y lo ayudando a erguirse le cuenta la verdad de lo sucedido expresando su arrepentimiento y que el nunca pensó que iba a llevar a tal punto todo esto y que el solo cumplió ordenes. Tranca Ruas lleno de ira corrió al encuentro con Mayoral, en su desesperación al hablar con este, pidió que lo autorice a entrar en el reino de las almas para poder recuperar a su amor Reina das Almas, Tranca Ruas no recordó que Reina das Almas se había convertido en reina por haber sido mujer del mismísimo Mayoral y que se convierte en Reina das Almas cuando Omulu la habría robado de al lado de el.Mayoral trata de aprovecharse de la situación y le propone un trato a Tranca Ruas, que el le daría el reinado de las almas convirtiéndose así entonces en Tranca Ruas das Almas, que el entraría y saldría del reino de las almas cuando el así lo quisiese o lo precise, que el seria su mano derecha en todos los aspectos, que el entregaría siempre una rosa roja, que lloraría siempre en los cruceros, y que el solo para poder acceder a todo esto solo tendría que darle algo a cambio y seria entregarle a Reina das Almas para toda la eternidad.

En su desesperación y locura Tranca Ruas olvido quien en verdad era, que Mae Iemanja cuando lo bautiza lo hace con el nombre de Tranca Ruas das Almas, que el ya tenia el reinado de las almas por mandato de Omulu y por Ogum Mege. El solo pensaba en recuperar a su amor, pero como haría si aceptaba el trato no la podría tener por que se la tendría que llevar a Mayoral, esta negociación fue escuchada por Pae Bara Lode que comanda a Mayoral, el cual pide a Pae Xango que detenga el tiempo en el Astral. En ese momento y ante el asombro de Tranca Ruas se hace presente ante el, Bara Lode diciendo que todo lo había escuchado y que lo podría ayudar en su dolor y desesperación, que cuando ya allá recuperado a su Reina y salga del reino de las almas al llegar a la calle lo haga por el camino donde lo va a estar esperando Exu Tiriri, que los va a llevar hasta un sendero cercano a un puerto, que allí va a estar Exu Mare con una Ciganiña, que los van a guiar hasta un barco y de ahí en mas el destino se haría cargo de ustedes, pero para todo esto deberás darme algo a cambio. Tu deberás servirme a mi seras mi emisario y esclavo en la tierra y te convertirás en Tranca Ruas das Almas de Bara Lode y también seras emisario de Pae Xango y servirás para el en la tierra.
Tranca Ruas le pareció bien el trato ofrecido por Lode y acepto.De nuevo frente a Mayoral y con todo arreglado con Lode, hace el trato y promete traer a Reina das Almas frente a el, para no dar sospechas, Tranca Ruas alega que prefiere entregársela a el antes que sufrir la humillación y el dolor de saber que Tata Caveira se la ha robado.Entonces en ese momento Mayoral da la orden a Omulu para que todo Exu y Pomba Gira se retiren del cementerio y de las almas, que Tata Caveira sea mandado a una misión fuera, que nadie se interponga en el camino hacia Reina das Almas, que Tranca Ruas entre y salga sin obstáculos.

Así fue como Tranca Ruas se reencuentra con su gran amor Reina da Almas y esta estallando de felicidad lo abraza y promete ser de el por toda la eternidad.


Una vez fuera del cementerio se encuentran con Tiriri tal como se había acordado con Lode, este sin trabas los lleva por el sendero frente a Mare y este a su ves los lleva hasta el barco, a punto de subir y muy extrañada por los acontecimientos, Reina pregunta a Maré que es lo que sucedía, Tranca Ruas le cuenta de todos sus tratos y negociaciones para poder llegar hasta ella y rescatarla, es ahi donde Reina das Almas le recuerda quien era el en verdad, que era la Mae Iemanja que ya lo habia bautizado como Exu Tranca Ruas das Almas, y que el ya era un Exu Coronado y no tenia que servir a nadie mas, que el ya tenia un cetro que el propio Mayoral le había mandado a través mio cuando yo era su sierva, para mostrar tu poder y mando sobre todos......... ¨Mi gran Amor has cometido un error por estar conmigo y por rescatarme, has faltado a tu palabra con Mae Iemanja que la gran Madre se apiade de nosotros y Pae Oxala nos tenga misericordia¨. En ese momento al escuchar todo esto y descubrir la falta que se había cometido Mare que es el gran y eterno servidor de Iemanja corre a contarle todo a ella. En el barco se había organizado la boda, en el momento que Reina das Almas esta por bajar con su vestido de novia blanco y lila (que le había regalado Ciganiña) por las escalinatas de aquel barco al encuentro de su futuro esposo y lejos de todas las adversidades y malos momentos pasados

Es ahí donde en la costa a la orilla del mar siempre vamos a escuchar el lamento de Tranca Ruas das Almas de Bara Lode para Reina das Almas de las Sete Catacumbas.... y con una rosa blanca y una rosa roja voy a demostrar el amor que yo siento por ella, en el medio de un crucero te lloraré...

---------------------------------------------------------------------.



El nombre cabalístico de esta entidad es Tarchimache (quien según los grimoires antiguos sería un demonio subalterno de Belzebuth) pero también es conocido como Eshu Elio (en su pasaje con el Pueblo das Almas), y es quien tiene la más alta responsabilidad en el Reino: el dominio de todas las calles y caminos, donde ejecuta las órdenes de los Mayorales.

Según se sabe, Tranca Rúas vivió hace miles de años en el antiguo Egipto, donde fue sacerdote de Set y dueño de un gran poderío económico que engrandecía cada vez más su ego. Era muy respetado por su faraón, quien lo apoyaba incondicionalmente y pagaba todos sus hechizos con oro y plata.

El faraón le permitía realizar todo tipo de experimentos, siempre que ellos aumentaran su magnetismo y poderío. Y por ello tenía carta libre para realizar todo tipo de ofrendas; incluso sacrificios humanos.

Pero no se puede decir que este sacerdote era un simple Mago Negro. De ninguna manera, era un investigador, un alquimista que realizó varios aportes a la ciencia de su tiempo ya que estaba dotado de una singular inteligencia. A él se le debe el haber descubierto el arte de la momificación que permitía que el cuerpo humano sea incorruptible con el paso del tiempo. Y hasta el último minuto de su vida estuvo abocado a la tarea de encontrar el “elixir de la eterna juventud” ya que ansiaba convertir a su faraón en un ser inmortal.

Reencarnó una y otra vez en el mismo Egipto, y según se sabe, en cada nueva vida continuaba con los mismos experimentos que había dejado inconclusos en su anterior personificación. Con sorprendente habilidad recordaba perfectamente sus vidas anteriores (magia de Set) y retomaba entonces sus viejas fórmulas, las mejoraba, continuaba trabajando en ellas.

Luego tuvo una oportunidad de encarnar en Francia, donde fue un destacado médico y científico que ayudó a la humanidad con sus aportes. En esa ocasión comenzó a investigar los principales principios de la medicina homeopática para sumarla a la alopatía.

Y esa fue la última vez que encarnó en nuestro planeta. Hoy, desde el Astral, sigue investigando y apoyando a todos los eruditos en la búsqueda de la cura para las graves enfermedades que flagelan a la humanidad. Su principal preocupación es el cáncer (él comentó que en su última vida pereció de ese mal) que, asegura, solamente se curará con la combinación de magia y ciencia. Por ello apoya a todos los sabios que desafían los postulados de la ciencia tradicional y se animan a avanzar tras los pasos de la alquimia o las disciplinas complementarias.

Cuando se manifiesta en el terreiro, esta entidad es de carácter tranquilo, alegre y muy inteligente, como si se tratara de un sabio anciano que da consejos a quien requiera su ayuda.

Según el Bàbá Osvaldo Omotobàtálá, Seu Tranca Rúas se presenta como un mulato o mestizo de bigote fino y barba en la pera (a modo de chivo). Generalmente usa capa y galera además de bastón, prefiriendo los colores negro, rojo y blanco, sin importar el pasaje o camino.

La energía que conforma a Tranca Rúas es transmitida principalmente por la Encruzilhada, el cruzeiro y el pueblo de las Almas, de allí que exista una trilogía o trinidad dentro del tipo Tranca Rúas, considerada más importante que el resto:

1. Tranca Rúas das 7 Encruzilhadas Lambaré (o Embaré, Embaué)
1. Tranca Rúas dos 7 Cruzeiros
2. Tranca Rúas das Almas (Eshu Elio)

Luego vienen otros caminos o pasajes del mismo Eshu, que son:

a. Tranca Rúas da Calunga
b. Tranca Rúas das Matas
c. Tranca Rúas da Estrada
d. Tranca Rúas dos Infernos
e. Tranca Rúas Pequenino
f. Tranca Rúas do Luar
g. Tranca Rúas da Capela
h. Tranca Rúas da Porteira

A Tranca Rúas se le ofrece bebidas alcohólicas que varían según sus tres pasajes principales:

Tranca Rúas das Encruzilhadas: caña, whiskie, ron, vodka.

Tranca Rúas dos Cruzeiros: vino blanco, vermouth, champagne, whiskie.

Tranca Rúas das Almas: vino tinto, whiskie o caña.

Generalmente se dice que Tranca Rúas fue doctor, lo que dio como resultado que muchos practicantes del culto confundieran el término doctor usado en Kimbanda, con el significado que tiene en Occidente (doctor en Medicina). “Doctor” –en Kimbanda o en Umbanda- es la traducción de “Nganga”, puesto que el “nganga” es considerado el doctor brujo, el chamán, el hacedor de lluvias, el experto en alguna materia, etc.

Según el autor Gustavo Maldonado en su libro “Eshu Tranca Rúas”, esta entidad realiza una infinidad de trabajos de alta magia y dirige un gran número de trabajadores, por eso es tan destacada e importante su función. A él le está designada la protección de las entradas y de los recintos donde se practica la Kimbanda.

Otra particularidad es que trabaja bajo las órdenes directas de Ogum, del cual es guardián y su brazo derecho. Por eso, cuando realice una ofrenda para Ogum recuerde servirle antes a Eshu Tranca Rúas una copa de caña, wiskie o alguna bebida alcohólica fuerte, un charuto (que colocará encendido encima del vaso que contiene la bebida) y siete albondiguitas de farinha de mandioca mezcladas con agua, sal y pimienta. Enciéndale una vela que puede ser blanca (con los Eshus guardianes no es necesario utilizar velas rojas y negras).

Para entrar en armonía con las plantas de este Eshu, tales como jurubeba, manzano, espada y lanza de Ogum, helecho samambaia, ruda, ortiga, pimienta, lavanda, pipí, carqueja, claveles rojos o aroeira (que son muy usadas puesto que fijan su energía en las ofrendas y sirven para descarga) colocaremos en la entrada de la casa, del lado de afuera una maceta o jarrón con todas ellas (o algunas de ellas), de esta manera la vibración de las hierbas hará su defensa contra las demandas, la envidia y las personas indeseables.


Características de Tranca Rúas relacionadas con la personalidad humana:

Los médiums que tienen como protector este Eshu son inteligentes y comprensivos, no miden los esfuerzos a la hora de lograr sus objetivos y tienen el talento de entender los problemas del otro. Son osados, aguerridos y algo altaneros, les divierten las intrigas y las confusiones. Suelen ser rencorosos y no les gusta ser derrotados en nada. Aman los viajes, los paseos, los juegos y las bebidas.

Pero Tranca Rúas es muy exigente con sus hijos:

1) Exige una correcta preparación de fe de sus hijos (moral, física, espiritual y ritual).
2) Exige limpieza, tanto de los objetos litúrgicos como aseo personal constante.
3) Tiene palabra y la honra.
4) Busca constantemente el desarrollo espiritual e intelectual.
5) Siempre se muestra duro e inmutable ante cualquier situación.
6) A pesar de la dureza, es caritativo y trabaja para ayudarnos, y cuando no está trabajando demuestra Amor y Compasión.
7) Siempre está en los lugares más peligrosos para el alma humana.
8) Impone el respeto a la Ley Divina.


Saludo a Eshu Tranca Rúas:

Es muy particular. Diferente al de cualquier otro Eshu.

Ante su asentamiento o imagen, se debe volcar tres chorritos de agua (Omy-Tutto; Tutto-Laroie; Tutto-Ilê) y golpear tres veces el suelo con el puño derecho.

Luego frotar ambas manos (tomando el axê que emana de él) y pidiendo su protección. Luego hay que darle la espalda y restregar los pies hacia atrás (como si fuera un toro embravecido), luego equilibrar las piernas y colocarse nuevamente de frente saludándolo.

Comentarios

Entradas populares