miércoles, 2 de marzo de 2011

¿MURIÓ JESÚS EN UNA CRUZ?


La respuesta de los Testigos de Jehová es no. La Sociedad Watctower enseña: "la palabra griega que se traduce "cruz" en muchas versiones modernas de la Biblia es stau-ros.En el griego clásico, esta palabra significa simplemente un madero, o palo. Posteriormente también se llegó a usar apara referirse a un madero de ejecución que tenía un travesaño." (1) La Sociedad Wattchtower concluye que "Por lo tanto, la preponderancia de prueba indica que Jesús murió en un madero vertical y no en una cruz tradicional" (2) En respuesta a esta enseñanza hay por lo menos tres argumentos para mostrar que Jesús realmente murió en una cruz en vez de un madero de tormento.
El primer argumento viene del griego.La palabra griega stau-ros (cruz) es empleada para designar una estaca o una cruz según su contexto dentro de la manera en la cual fue usada en la ejecución por los romanos. Por ejemplo, stau-ros está usada en la Biblia para describir la viga transversal (Mateo 27:32; Marcos 15:21: Lucas 23:26; y Juan 19:17) . La viga transversal o viga horizontal se llamaba al patíbulo y los esclavos que fueron ejecutados normalmente llevaban el patíbulo al lugar de la ejecución - como se ve en Mateo 27:32 (3) También en Hechos 5:30 se ve que la palabra "xy’lon" significa viga o poste. Además stau-ros fue usada para describir la cruz cuando ambos palos (vigas) fueron juntados (Mateo 27:40,42; Marcos 15:30, 32; y Juan 19:19,25,31). Léxicos autoritativos dan la definición de stau-ros como "una estaca hundida en la tierra en una posición vertical; la viga transversal estaba sujetada a la parte superior del palo (viga). (4)
El segundo argumento viene de la Biblia. En publicaciones de los Testigos de Jehová se ve a Jesús en un palo de tortura con las manos sobre la cabeza. Pero en Mateo 27:37 dice: "Sobre su cabeza pusieron la acusación escrita en contra de él : ESTE ES JESUS, EL REY DE LOS JUDIOS" Esto significa que sus manos estaban extendidas en una cruz y no sobre su cabeza en un palo vertical.
Además en Juan 20:25 vemos lo siguiente: "Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al señor hemos visto. El les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos y metiere mi mano en su costado, no creeré." Para ver "en sus manos la señal de los clavos" los soldados romanos tendrían que usar varios clavos para fijar ambas manos en el stau-ros (el patíbulo). En el griego, la palabra clavos (ton helon) está en plural no en singular. Jesús tendría que estar con las manos extendidas para tener un par de clavos en sus manos (no con solo un clavo como se ve en los dibujos de la Watchtower)
Y el último argumento viene de algunas investigaciones médicas. En abril de 1.989, un artículo fascinante apareció en una edición de llamado "Dos preguntas sobre la Crucifixión". La investigación médica para este proyecto fue hecha por Frederick T. Zubige en colaboración con un socio profesor de patología en Columbia University College of Physicians and Surgeons. Después de hacer su estudio Zubige concluye:
Jesús no murió de asfixia sino de conmoción y trauma. Además, un hombre empalado con los brazos estirados sobre su cabeza moriría en minutos, mientras que un hombre con los brazos extendidos hacia los lados a un ángulo de 60 o 70 grados podría vivir horas sin morir.
Adicionalmente, un radiólogo austríaco, Hermann Moedder experimentó con estudiantes médicos en los años 40, colgándolos por las muñecas con sus manos directamente por encima de sus cabezas. En unos cuantos minutos , los estudiantes palidecieron, la capacidad de sus pulmones cayó de 5’5 litros a 1’5 litros. Bajó la tensión de la sangre y el pulso se aceleró. Moedder concluyó que la inhabilidad para respirar ocurriría después de unos seis minutos si no se les permitiera ponerse de pié y descansar.(5) Jesús estuvo en la cruz seis horas. Le hubiese sido imposible durar seis horas si hubiera tenido los brazos sobre la cabeza.
(1) Razonamientos a partir de las Escrituras. Watchtower and Tract Society Pag. 91-92
(2) O.C pag, 93
(3) Séneca . De vita Beata, 19:3; Tácito. Histariae IV, 3
(4)Arndt and Gringrich, A, Greek -Englisch, pag, 772
(5)Rabdall Watters, "Bethel Ministries" Vol 8, nº 5.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada